Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Un Pueblo Mágico de encanto surrealista

Xilitla es un paraíso tropical con esencia surrealista, un Pueblo Mágico empapado del ambiente fantástico de la Huasteca de San Luis Potosí con maravillas y secretos escondidos, listos para ser descubiertos.

La abundancia natural del lugar, que huele a tierra, a hierba y a frutas, bañado por cascadas llenas de mariposas y libélulas, lo convierten en un destino ideal los amantes de la aventura.

Sobre las ramas los árboles enormes que bordean las callecitas serpenteantes del poblado, pájaros de mil colores construyen los nidos más extravagantes que se puedan imaginar, y entre la vegetación escandalosa se asoman las casonas, los templos y mercados que guardan el sabor y la historia de Xilitla.

¿Qué hacer en Xilitla?

Las Pozas

Las Pozas es un sitio bizarro, hermoso, sorprendente y misterioso que parece sacado de un sueño. Fue diseñado y creado por el excéntrico Sir Edwuard James, un millonario inglés amante del arte surrealista, ahijado del rey Eduardo VII.

El noble vino a visitar Xilitla y quedó fascinado con el surrealismo natural que invade el ambiente, así que compró un terreno y construyó un enorme jardín onírico único en el mundo, formado por esculturas que retan las leyes de la física, columnas invertidas, ventanas góticas y otras locuras, que se conectan a través de caminos y escaleras que a veces no llegan a ninguna parte y crean un laberinto digno del País de las Maravillas.

Además, dentro de las 30 hectáreas que forman Las Pozas cruzan varios riachuelos y caen varias cascadas que forman albercas de agua fresca en extraños ojos esculpidos en el suelo, de donde viene el nombre del lugar (a los que te puedes meter, así que no olvides tu traje de baño).

Museo de Edward James

El Museo de Edward James está dedicado al extraño noble inglés que trajo el arte surrealista a Xilitla. La exhibición está compuesta por artículos personales y fotografías del creador de Las Pozas, así como artefactos que se usaron para la construcción y otros artículos curiosos.

Se encuentra junto a la antigua casa de Plutarco Gastelum, amigo íntimo y compadre de Sir Edward. Esta extraña construcción ahora aloja la Posada El Castillo, el hotel más icónico del pueblo, en donde aún se pueden ver murales de Leonora Carrington, una pequeña escultura de Remedios Varo y muestras surrealistas de otros artistas que gozaron de la amistad y generosidad del británico.

Ex Convento de San Agustín

El Ex Convento de San Agustín data de 1557, lo que lo convierte en es la construcción colonial más antigua del estado. Este imponente templo no sólo fue construido para satisfacer las necesidades cotidianas de los monjes que lo habitaban, sino que también es una imponente fortaleza diseñada para mantener a raya los ataques de los guerreros chichimecas de la región.

A pesar de ser un inmueble sólido, con muros macizos y almenas moriscas de mampostería, su fachada plateresca fue prácticamente destruida durante los numerosos ataques de los habitantes originarios que defendían sus tierras, por lo que ahora se entra por la parte de atrás.

El convento fue abandonado por los agustinos, y bastante tiempo después se descubrió de nuevo, oculto entre la maleza. Desde hace algunos años se inició un gran trabajo de rehabilitación, y desde su campanario se pueden disfrutar las mejores vistas de Xlitla.

Sótano de las Huahuas

El Sótano de las Huahuas es un Área Natural Protegida, que consiste en una enorme cueva subterránea, Tiene 478 metros de profundidad y un diámetro de 60 metros, y es habitado por una gran diversidad de especies silvestres, entre los que destacan los pericos verdes –o huahuas- que dan nombre al lugar.

El espectáculo principal sucede al amanecer, cuando cientos de aves salen de la cueva para iniciar sus actividades cotidianas en un estruendo de trinos y aleteos, pero también es posible bajar a para observar la entrañas de la tierra desde adentro o esperar al atardecer, cuando los pájaros regresan a casa.

¿Sabías qué?

El nombre de Xilitla es de origen náhuatl y su significado tiene dos interpretaciones: entre los caracolillos o lugar de chile.

Recomendaciones

No te pierdas del tianguis que se pone cada domingo, de siete de la mañana a seis de la tarde, donde podrás probar deliciosos platillos típicos y adquirir artesanías de San Pedro Huitzilico.

El platillo típico de Xilitla son los zacahuiles, unos tamales deliciosos para compartir que pueden de hasta dos metros de largo. Están hechos de masa, chile y carne de cerdo o pollo.

Cuando vengas a Xilitla aprovecha para probar el sabroso café que se produce en la zona.

Xilitla es un paraíso tropical, por lo que muchos insectos viven aquí. ¡No los mates! son absolutamente inofensivos. Si alguno se mete a tu habitación pide ayuda a los encargados en tu hotel o utiliza la técnica del vaso.

Cómo Llegar a Xilitla

Llegar a Xilitla puede ser un poco complicado porque está enclavado en la sierra de la Huasteca Potosina, y el camino vale muchísimo la pena.

El Pueblo Mágico se comunica con San Luis Potosí, Tampico, Querétaro y las principales ciudades de la zona por la Carretera Federal 120, que inicia en el municipio de de Axtla de Terrazas, SLP, y termina en Coahuayana, Michoacán.

Créditos

Texto: Mariana Viramontes

Imagen destacada: A01610393 Antonio [CC BY-SA 4.0], via Wikimedia Commons

Comparte el amor por México

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email