Santuario de la Luciérnaga

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

El santuario de la luciérnaga en Nanacamilpa, brinda un espectáculo único que vale la pena ver al menos una vez en la vida.

¿Alguna vez has estado rodeado de pequeñas lucecitas que tintinean emocionadas mientras revolotean por los aires?

Estar en un sitio natural siempre nos genera un sentimiento emocionante y de conexión con nuestro planeta y en este sitio considerado santuario de la luciérnaga el resplandor de las pequeñas luciérnagas nos envuelve y la emoción se vive aún más.

Si te da miedo la oscuridad, no te gusta mojarte, caminar en senderos resbalosos o no te y estar un poco incómodo puede ser que esta experiencia no sea para ti.

*Si tienes alguna discapacidad de movilidad, o vas con alguien que necesite silla de ruedas, vale la pena rentar o comprar una silla de ruedas para todo terreno. En caso contrario no disfrutarán igual y pueden atrasar o afectar al grupo completo.

¿Qué es un santuario?

Un santuario es una zona protegida por su valor para para una especie en particular, en este caso la luciérnaga. El principal valor natural del santuario de la luciérnaga se relaciona con que es aquí donde se reúnen millones de estos insectos para su apareamiento y reproducción.

Tips para visitar el santuario de la luciérnaga

El recorrido muchas veces se hace con lluvia, por lo que un buen Impermeable hará la diferencia.

Ropa que se seque rápido. Evitar el algodón. Aquí encuentras algunos artículos recomendados.

Si quieres sacar fotografías, lo mejor será un celular o cámara resistente al agua. Evita el flash.

Estás en un área natural protegida. RESPETA EL ENTORNO. Mantente dentro del camino para no maltratar el ecosistema local. Sigue las reglas.

  • Guarda silencio para no afectar a las luciérnagas
  • No se permiten mascotas
  • No se permiten aparatos que emitan luces, linternas, flash, tenis con luces ni ningún aparato.

Explora la opción de contratar un recorrido privado, los grupos grandes suelen ser un poco más ruidosos, además así podrás ir a tu paso y el de tu grupo.

Elige bien la fecha en la que quieres ir y de preferencia pernocta, abajo te contamos algunos lugares recomendados.

Si quieres una experiencia más privada ve entre semana, los fines de semana hay muchísima gente.

¿Cuándo visitar el santuario de la luciérnaga?

La temporada en la que las luciérnagas están más activas va de junio a agosto, aunque vale la pena visitar Nanacamilpa y las cabañas todo el año. El mejor mes para visitar el santuario es en Julio.

Lo ideal es ir cuándo no hay mucha luna, es decir, cerca de la luna nueva. (Ve el calendario lunar aquí)

Los recorridos empiezan al caer la noche, normalmente entre 7:30pm y 8:30pm y terminan antes de las 12:00. Si pernoctas es posible realizar algún pequeño recorrido nocturno.

¿Cómo llegar al santuario de la luciérnaga?

El santuario se encuentra a orillas del municipio de Nanacamilpa, en el estado de Tlaxcala y a las faldas del Monte Tlaloc que forma parte del Parque Nacional Iztaccíhuatl – Popocatépetl.

Está a aproximadamente dos horas de la Ciudad de México y una hora de Tlaxcala o Puebla. El camino está bien indicado en Google Maps, por lo que puedes seguir con confianza sus indicaciones.

El transporte público no está muy desarrollado, por lo que vale la pena llegar en auto privado.

¿Dónde dormir si visitas el santuario?

Hay varias cabañas, centros ecoturísticos y espacios de camping. Recuerda que es temporada de lluvias, por lo que si decides acampar ve preparado para ello. Aquí encuentras algunos productos recomendados para campismo.

Los alojamientos más recomendados en Nanacamilpa apra visitar el santuario de la luciérnaga son Villas Santa Clara, Piedra Canteada, Canto del Bosque y Laguna Azul (Según los reviews de Google).

También puedes quedarte en la Ciudad de Tlaxcala o Puebla, aunque vale mucho la pena hospedarte en las cabañas locales.

Créditos

Texto: Alexandro Dupuis

Imágen destacada: Karina Miranda Vargas en WikiCommons, CC4.0

Comparte el amor por México

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email