Ixtapan de la Sal

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Pueblo Mágico de ricas tierras y aguas curativas

Ixtapan de la Sal es un hermoso Pueblo Mágico con clima cálido y abundante vegetación al sur del Estado de México, favorito para quienes buscan unos días de relajación y descanso. Los manantiales y aguas termales que brotan de esta tierra han atraído a las personas desde inicios de la historia, lo que ha dejado una abundante colección de vestigios históricos en la zona, y durante las últimas décadas ha propiciado el florecimiento de sitios dedicados a la relajación y cuidado personal, como spas y centros de salud integral, así como a parques acuáticos y balnearios.

A continuación te platicamos sobre nuestros atractivos favoritos en Ixtapan de la Sal, Pueblo Mágico, y compartimos algunas recomendaciones que pueden enriquecer tu visita.

A dónde ir y qué hacer en el Pueblo Mágico de Ixtapan de la Sal

Centro Histórico de Ixtapan de la Sal

Ixtapan de la Sal es rico en historia en tradición, el lugar perfecto para un recorrido a través de calles arboladas y tesoros culturales. La parte más antigua del pueblo luce el típico estilo neoclásico mexiquense, con techos inclinados de teja roja y ventanas y balcones de hierro forjado que dan sombra a las calles de piedra y adoquín. En su centro, un parque con jardines bien cuidados y un bello monumento dedicado a los mártires ixtapenses ocupa el lugar de la plaza principal. De día es centro de encuentro entre viajeros, comerciantes y locales, y por las noches se transforma en la sede de un bello espectáculo, en donde los chorros de agua de la fuente se combinan con efectos luminosos, creando un curioso baile al ritmo de distintas melodías.

El parque está rodeado de algunos de los edificios más representativos del pueblo, entre los que destaca la Parroquia de la Asunción. Su construcción inició en 1531, lo que la convierte en uno de los templos católicos más antiguos de la Nueva España, y su sencilla fachada es una clásica muestra de la arquitectura plateresca mexicana. El muro del atrio está decorado por extraños motivos que reflejan el sincretismo entre las culturas prehispánicas e ibéricas. En el interior, destacan el púlpito finamente tallado con estilo barroco y la capilla que aloja al Señor del Perdón.

Manantiales de Ixtapan de la Sal

Como bien se sabe, las aguas termales que brotan en Ixtapan de la Sal son célebres por sus propiedades curativas, por lo que son el atractivo principal de este Pueblo Mágico. Hay diversos parques, temascales, spas y balnearios para todo tipo de gustos y presupuestos, aunque algunos son (obviamente) más populares que otros.

El Parque Acuático Ixtapan es un divertido balneario, ideal para gozar con la familia un día caluroso, además es el más grande de su tipo en todo Latinoamérica. Cuenta con toboganes de variadas longitudes y formas, albercas al aire libre, albercas techadas, albercas con olas, juegos infantiles, y todo lo que se pueda pedir de un buen balneario. También tiene un área de comida rápida y varias áreas verdes en las que se puede disfrutar de almuerzos campestres.

El Balneario Municipal conocido como El Bañito es el parque acuático de mayor tradición en Ixtapan de la Sal. En pleno centro, es visitado por locales y visitantes para relajarse en sus albercas, piscinas de hidromasaje, baños de lodo y fosas de aguas termales. A pesar de ser una buena opción para un día soleado, el lugar es famoso por su horario nocturno; de viernes a sábado abre las puertas de 2:00 pm a 2:00 am para aquellos que prefieran consentirse bajo las estrellas.

Zonas arqueológicas:

Aunque hay evidencia de habitación humana en la región desde el 650 d.C., los asentamientos prehispánicos de Ixtapan de la Sal datan de la época del imperio azteca. En el siglo XIV varios grupos de viajeros decidieron establecerse en la zona, atraídos por las aguas termales y las sales derivadas de sus procesos de evaporación, un bien muy valioso. Los vestigios de estas comunidades que han sobrevivido al tiempo son sitios pequeños, pero guardan importante información acerca del pasado del Estado de México.

Ahuacatitlán, cuyo nombre significa “entre los aguacates” está formado por varios montículos que rodean un patio central, en los que se encontraron restos de cerámica similares a los de Xochicalco. El yacimiento arqueológico de Ixtapan de la Sal es una estructura similar, con varios montículos y cerámica superficial, aunque se caracteriza porque aquí se descubrieron fósiles animales del pleistoceno. En Malinaltenango, que en náhuatl significa Muralla torcida, se encontraron diversas esculturas, aisladas unas de otras, y todas de gran valor estético e histórico.

¿Sabías qué?

Antes de la llegada de los europeos, la región que hoy conocemos como Ixtapan de la Sal era llamada Matalzinco.

Recomendaciones para visitar Ixtapan de la Sal

Cuando visites Ixtapan de la Sal no te pierdas del tianguis que tiene lugar todos los domingos, en el que encontrarás artesanías de la zona, como figuras talladas en copalillo o magníficas piezas de alfarería vidriada de Tecomatepec, así como deliciosa comida regional como figuritas de pepita de Malinaltenango y otros dulces típicos.

Te recomendamos que explores las comunidades cercanas a este Pueblo Mágico, como Tonatico, un pintoresco asentamiento colonial que esconden increíble maravillas culturales y naturales, como las Grutas de la Estrella.

Cómo Llegar a Ixtapan de la Sal

Ixtapan de la Sal es una pequeña ciudad bien conectada, que se comunica por tierra con las principales ciudades de la zona. Al norte, la carretera estatal 55 corre hasta Tenango, Lerma y Toluca. Hacia el sur, la misma carretera se bifurca y lleva hacia Taxco y otras ciudades de Guerrero, o hacia Cuernavaca y la región de la eterna primavera.

Créditos

Texto: Mariana Viramontes

Foto destacada: Thelmadatter [CC BY-SA 3.0]

Comparte el amor por México

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email